Cómo encontrar mi propósito de vida

Actualizado: oct 30

¿Te ha pasado que quieres empezar a trabajar, emprender o hacer cualquier actividad, pero inmediatamente te preguntas si esto es lo que realmente quieres?

No estás sola, a muchas personas les sucede esto porque suelen llevarse por sus impulsos, hábitos y presiones externas sin tener en cuenta si sus acciones las están acercando a su propósito de vida.


Si buscas aprender una forma de orientar tus decisiones hacia tu propósito de vida (e incluso saber cuál es tu propósito) te invito a leer este blog.


He observado en adultos jóvenes, entre 20 y 29 años, que son personas que tal vez ya terminaron su carrera, están encontrando su primer empleo o están en busca del siguiente destino, que tienen un miedo en común: detrás de cada decisión que toman, está la escalofriante pregunta ¿Esto es realmente lo que quiero hacer de mi vida?


Muchas veces el temor que genera esta pregunta los paraliza y los hace dejar de actuar por el miedo a equivocarse, fracasar o perderse en los laberintos de las demandas sociales, familiares e incluso, morales.


Y por si fuera poco, no solamente están luchando contra una decisión que los paraliza, si no que la falta de acción se traduce en sentimientos de impotencia, baja autoestima, ansiedad, estrés, depresión, irritabilidad, bajo apetito sexual, soledad, entre otros.



Cuando esto les sucede, la mente cree que sólo hay 2 alternativas:

a) Hacer lo que los demás esperan de mí

b) Darme un tiempo indefinido para encontrar mi propósito


Lo que no se han planteado es que hay una TERCERA OPCIÓN: orientar mis acciones hacia mis valores personales, aceptando las consecuencias favorables y desfavorables que puedan suceder.


¿Da un poco de miedo, cierto? Sin embargo, esto es lo que se busca en la terapia de Aceptación y Compromiso (ACT, por sus iniciales en inglés) y se ha demostrado que las personas que actúan según sus valores personales son personas con mayor equilibrio emocional y mental, se vuelven más felices e incluso cambian hábitos tóxicos como adicciones o conductas destructivas.


Para conocer cuáles son tus valores y empezar a enfocarte en ellos, te invito a escribir en una hoja de papel o en tu computadora la siguiente tabla:



Ahora te voy a explicar cómo llenarla:


  • Primero, hay que tener en cuenta que puedes personalizar las áreas según lo que consideres valioso, por ejemplo: en lugar del área espiritual, puedes poner "intelectual" o en vez de ciudadanía, "medio ambiente". Te invito a poner todas las áreas que consideres importantes en tu vida.


  • En la parte de narración de la dirección valiosa puedes escribir a dónde quieres llegar en esa área. Es importante que además de escribir tus metas, también elabores una dirección que te permita saber si vas por buen camino.

  • Por ejemplo, en el área de pareja puedes escribir "Quiero ser una pareja fiel, confiable y emocionalmente abierta". Este es un ejemplo de una dirección, ya que para ser una pareja fiel hay que permanecer siendo fiel, lo mismo con la confianza y la apertura emocional.


  • En la parte de importancia puedes evaluar qué tan valiosa es esta área para ti, según una escala del 1-10. Tal vez para alguien la espiritualidad es muy importante y pondrá un "10", mientras que para otra persona ésta no sea relevante y pondrá "1".

  • Aquí lo que cuenta es que seas honesto(a) contigo mismo(a) y recuerdes que este ejercicio es PERSONAL, nadie más te va a juzgar como buena o mala persona por tus evaluaciones.


  • En satisfacción puedes evaluar del 1-10 qué tan enfocado(a) has estado en esta área durante el último mes. Para saberlo te puede servir la metáfora del jardinero:

  • Si fueras un jardinero que riega su jardín todos los días ¿Cuánta agua le has estado poniendo a tus plantas favoritas? ¿Ha sido suficiente agua, las plantas necesitan más o se están secando?


  • Finalmente, en orden se trata de jerarquizar del área más valiosa a la menos importante, aquí la escala será según el número que áreas que hayas escrito. Puedes ponerle "1" al área más valiosa y enumerar las demás según su importancia PARA TI.



Una vez que hayas identificado tu dirección valiosa, su importancia, satisfacción y el valor que tiene para ti, lo que toca hacer es enfocarte en las áreas que son más importantes para ti y también en aquellas en que la satisfacción esté baja.


Por ejemplo: puede que el trabajo no sea importante para ti y tengas un "10" en satisfacción, mientras que la familia es muy valiosa para ti y en satisfacción tengas un "4". En ese caso conviene dejar de dar tanto tiempo al trabajo y enfocarse más en la convivencia familiar.


Conforme vayas actuando más según tus direcciones valiosas, te darás cuenta de que te sentirás con mayor vitalidad y autoestima, dejarás de postergar decisiones y pondrás más esfuerzo en conseguir aquello que te propones. Sin duda, puede que a veces los resultados no sean los que esperabas, pero eso no es tan importante, lo que hace la diferencia es si eres COHERENTE o no con tu propósito de vida.


Si necesitas ayuda para contestar alguna parte de la tabla o requieres de un apoyo terapéutico para encontrar tu propósito de vida, puedes contactarme y te ayudaré con gusto. Estoy certificado como terapeuta ACT y puedes consultar mis servicios de "Psicoterapia ACT", te atenderé presencialmente o en línea.


Espero que este blog te haya ayudado a encontrar tu dirección de vida valiosa. Te invito a compartirlo entre aquellas personas que puedan necesitar este tipo de orientación.


¡Gracias por leerme! Nos vemos en el próximo blog.


Hasta pronto,

Mtro. Edgar Acosta.



©2020 por Edgar Acosta. Creada con Wix.com