Cómo practicar Mindfulness en casa

Actualizado: 5 de dic de 2020

Debido a la situación en que nos encontramos hoy en día por la epidemia del COVID-19, practicar Mindfulness en casa es una opción para reducir el estrés y la ansiedad generadas por el encierro y la convivencia con nuestros familiares.


Es importante aprender cómo gestionar nuestro estrés porque no sólo tenemos la doble responsabilidad de atender a los miembros de nuestra familia y trabajar vía remota, sino también porque implica hacer un cambio de hábitos en nuestra vida.

Es por esto que he preparado una guía de 3 ACTIVIDADES basadas en Mindfulness con el propósito de ayudar a mantener una sana convivencia, a la vez que continuamos realizando nuestras actividades laborales y familiares.


Antes de empezar me gustaría que hagamos una pequeña reflexión con las siguientes preguntas:


  • ¿Cómo estoy manejando mis emociones, mi ansiedad y estrés al no poder salir de casa?

  • ¿Cómo respondo cuando algún miembro de mi casa o familia pide mi atención mientras estoy trabajando?

  • ¿Soy capaz de aceptar esta situación y adaptarme conscientemente a este nuevo escenario?


Trata de responder con auténtica sinceridad y no le des muchas vueltas a estas preguntas. Si notas alguna incomodidad o sensación desagradable mientras reflexionas, te invito a que la observes y la aceptes tal y como es, sin juzgarla ni evadirla, ya que más adelante veremos por qué es importante que hagas esto.


¿Qué es MINDFULNESS?


Es una práctica que describió Buda hace más de 2,500 años en un discurso llamado "Satipathana Sutta" y nos enseña que la atención plena es la consciencia que surge al enfocar la atención al momento presente de manera intencionada y sin juicios (Kabat-Zinn, 2017). Desde el año 2000 se han publicado miles de artículos y estudios científicos que demuestran los beneficios de practicar Mindfulness, como la reducción del estrés, ansiedad, síntomas depresivos, irritabilidad, dolor crónico y afecto negativo. Por otro lado, aumenta la sensación general de bienestar, ecuanimidad, conductas prosociales, concentración, empatía, creatividad, productividad, entre otras cosas más (Goleman & Davidson, 2017).


A través del Mindfulness muchas personas se han beneficiado al aprender cómo gestionar su mente, cuerpo y emociones, si necesitas ayuda o quieres practicar más técnicas y habilidades para desarrollar tu bienestar puedes contactarme y programar SESIONES ONLINE. Hay descuentos durante la contingencia sanitaria.


¿Cómo puedo practicar Mindfulness en mi hogar?


A continuación escribiré algunas actividades sencillas y entretenidas para enfocar tu atención al presente y aprender a disfrutarlo conscientemente, ya sea individualmente o con los miembros de tu hogar:


1. Respiración profunda


La respiración es el recurso básico para concentrarnos en el presente y poder tranquilizar la mente y las emociones, por lo cual es importante saber RESPIRAR CORRECTAMENTE.

A) Primero debes vaciar todo el aire residual que queda en tus pulmones, después inhala lentamente por la nariz, inflando el abdomen hasta llenarlo; puedes colocar una mano sobre el abdomen para que sientas cómo se infla. Retén el aire unos 2-4 segundos y después exhala lentamente por la boca hasta quedarte sin aire, repitiendo este proceso entre 3 a 6 veces.


B) En cada fase de la respiración, observa las sensaciones que se producen en tu cuerpo, por ejemplo: el paso del aire por las fosas nasales, el movimiento del abdomen y hombros, la sensación de los pulmones al llenarse y vaciarse, etc.


C) Una vez que domines el arte de la respiración profunda, enséñales a los miembros de tu hogar cómo hacerlo y programa recordatorios utilizando la siguiente liga: https://awakeningbell.org/


D) Cada vez que suene la campana todos los miembros del hogar deberán detener cualquier cosa que estén haciendo y respirar profundamente mientras dure el sonido de la campana. Notarás que esto te permite detener tus pensamientos y emociones, refrescarte y sentir un aumento ligero de energía que sin duda mejorará tu bienestar.